Vol. Actual Todos Volúmenes
Contenido
latinex

Dossier : DIDÁCticas del Servicio Social

Página 53 de 84

Tres preguntas rectoras del Taller

Karla Beatriz Vázquez Alonzo

En la misión de la universidad se establece que su deber es “contribuir al logro de una sociedad más li- bre, solidaria, justa, incluyente, productiva y pacífica, mediante el desarrollo y la difusión del conocimiento y la formación de profesionistas e investigadores de gran calidad humana e intelectual, competentes a nivel internacional, comprometidos en el mayor servicio a los demás, e inspirados por valores auténticamente humanos, sociales y trascendentes” (Universidad Iberoamericana, Misión y Visión, s/f ).

  El Taller de Reflexión sobre el Servicio Social abona directamente al logro de esta misión al ofrecer un espacio dentro de las aulas para construir puentes entre profesores, alumnos e instituciones en pro de la construcción de una sociedad más justa y más incluyente. El objetivo de la universidad es propiciar el diálogo entre los estudiantes y la reali- dad en la que viven, para dejar de ser meros repro- ductores de conocimientos a ser generadores de soluciones de los problemas que nos aquejan. Ésta es la función social que cumple la universidad, que encuentra en el Programa de Servicio Social Uni- versitario un gran espacio de acción.

  Por ello, el modelo de trabajo del Taller busca integrar todos los conocimientos y las habilidades que los alumnos adquieren durante su formación universitaria para ponerlos al servicio de instituciones y proyectos que incidan de manera positiva en la sociedad. La materia está diseñada para acompañar al alumno en tres niveles: vivencial, a través de la experiencia de trabajo en una organización no

 

gubernamental o proyecto de incidencia social; aplicación de conocimientos, por medio del diseño, la gestión y la evaluación de proyectos de intervención social, y reflexión personal y grupal, en torno a su quehacer profesional y su responsabilidad en la transformación social.

   Con este esquema, se asume que la principal función del docente debe ser motivar e inspirar a los alumnos para que vivan el servicio social como un medio de acercarse a las realidades de injusticia, marginación y pobreza que se viven en nuestro país, y desde ahí asumir un compromiso con los menos favorecidos.

  Desde esta perspectiva hay tres preguntas que deben hacerse los alumnos para encuadrar el sentido del servicio social: ¿Cuál es el papel de la universidad dentro de la transformación social? ¿Cómo puedo contribuir a esta transformación desde mi profesión? ¿Cómo aterrizar en mi proyecto de vida los conceptos de “ayuda” y “servicio” como momentos constitutivos de mi persona?”

  Al mismo tiempo, se reflexiona sobre diversos temas de interés nacional e internacional vinculados con realidades tocadas por la injusticia, la violencia y la marginación, y se invita a los alumnos a cuestionar sus ideas sobre ayuda, solidaridad, servi- cio y responsabilidad, para que estos valores dejen de ser sólo productos de una “buena moral”, mediante un ejercicio de toma de conciencia, y se transformen en principios que rijan sus elecciones, sus estilos de vida y los compromisos que asumen.

Tres preguntas rectoras del Taller53
Karla Beatriz Vázquez Alonzo Didac 67 (2016): 53-54

Página 53 de 84
Comentarios