Vol. Actual Todos Volúmenes
Contenido
latinex

Fábrica de innovaciones

Página 8 de 84

Propuesta metodológica para desarrollar el aprendizaje activo

§ Elaboración de fichas, en las cuales se copia una pre- gunta o se da una orden. En la parte posterior se coloca un número, que indica quién debe responder (el estudiante portador del sobre con ese número). Es recomendable doblar la esquina de la hoja para evitar que pueda ser visible, incluso para quien lea la pregunta. Es importante aclarar que para un mis- mo número de sobre puede haber varias preguntas, pues de lo contrario se corre el riesgo de que el alumno después de responder una deje de atender y participar.

3. Distribución de los sobres y desarrollo de la actividad.

Lo efectivo en la utilización del medio depende en gran medida de la adecuada orientación hacia el desarrollo de la actividad:

§ No deben abrir el sobre hasta que reciban la orien- tación del profesor. Se aconseja seguir un orden consecutivo a partir del número 1, lo que facilita mantener una estructura didáctica más organizada de los contenidos.

§ Después de leída la pregunta se debe dar un margen de tiempo para que todos los alumnos piensen en la respuesta. Si el profesor lo estima conveniente, pue- de autorizar la técnica del cuchicheo (intercambio en voz baja entre los compañeros de mesa), de esta forma también se activa el aprendizaje.

§ Para ese momento, el alumno que leyó la pregunta descubre la esquina del papel que está doblada, don- de al dorso está el número de sobre que debe dar respuesta (en algunos casos puede ser el mismo que leyó la pregunta, por eso es que hasta este momento no debe ejecutar este paso, con el propósito de que también él piense en la respuesta). Es recomendable hacer coincidir el número, sobre todo cuando la pregunta es demasiado extensa, por ejemplo, en argumentaciones o valoraciones de conceptos.

§ Después de escuchar cada respuesta se debe propiciar el debate.

Como puede apreciarse, esto propicia que los estudiantes se sientan motivados (lo cual han expresado reiteradamente en entrevistas realizadas, aunque en ocasiones se quejan por la tensión en que se encuentran inmersos) durante el tiempo en que se desarrolla la actividad; además, dicha motivación se refuerza con órdenes como:

 

§ Evalúa la respuesta que darán a continuación (así podemos contribuir al desarrollo del protagonismo estudiantil, pues participan en el proceso de eva- luación; además, es una buena oportunidad para la atención a las diferencias individuales).

§ Espera tu turno. § En otros casos se hace coincidir el número de la

ficha con el del sobre, para lograr un efecto de sor- presa, tanto en el que responde como en el resto del grupo.

De esta forma se logra que los estudiantes se mantengan activos durante toda la clase, pues en el momento en que se lanza la pregunta no se sabe quién la debe responder, de ahí el nombre que hemos decidido darle a nuestro trabajo.

La eficiencia en la aplicación de este medio aumenta cuando se tiene en cuenta la atención a las diferencias individuales, para lo cual utilizamos una simbología (imperceptible para ellos: una línea, un círculo, etcétera) para las preguntas de un menor grado de complejidad y otra para las preguntas de mayor complejidad. En el mo- mento de distribuir los sobres hacemos coincidir el tipo de pregunta con el tipo de alumno; esto presupone tener un adecuado diagnóstico de los estudiantes.

Bibliografía recomendada

Cabrera Albert, Juan Silvio. “El estudio de los estilos de aprendizaje desde una perspectiva vigostkiana: una aproximación conceptual”. La Habana, 2011. Castellanos

Simons, Doris. Estrategias para promover el aprendizaje desarrollador en el contexto escolar. La Habana: Universidad Pedagógica E.J. Varona, s.f. Castellanos

Simons, Doris, Beatriz Castellanos, Miguel Llivina y Mercedes Silverio. “Hacia una concepción del aprendizaje desarrollador”. La Habana, 2001. Decaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo xxi: Visión y Acción. s.f. Ruiz Callejas, José Manuel. Dirección de los procesos educativos. Pinar del Río: Universidad de Pinar del Río,

1998. Turner Martí, Lidia. Se aprende a aprender. La Habana: Pueblo y Educación, 1989. Vigotsky, Lev. El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. México: Grijalbo, 1988.

Vigotsky, Lev. Pensamiento y lenguaje. Buenos Aires: Ediciones Fausto, 1995.

 

 

Recibido: Abril 20, 2015
Aceptado: Junio 1°, 2015

Propuesta metodológica para desarrollar el aprendizaje activo 9
Félix Pacheco Serradé, et al. Didac 67 (2016): 4-9

Página 8 de 84
Comentarios