Preliminares

Página 4 de 189

Preliminares

    En mi caso, con el artículo con el que se abre el expediente, se plantea ya la posibilidad de conceptualizar la categoría de “forma discursiva” como “el artefacto compuesto de una semántica condensada en un discurso verbal y de una materialidad, cuyo conjunto denota una regularidad que permite una distinción específica en el contexto de múltiples campos culturales. En otros términos, cada forma ha de cumplir una función selectiva de contenidos que le permite guiar las expectativas del que se aproxima a su lectura. Sin embargo, esa función la cumple en su relación con otras formas simultáneas de las que habrá de distinguirse –una red de formas-, a la vez que pervive en el tiempo adaptándose a los cambios históricos, o bien puede desaparecer.” Esta propuesta camina sobre las huellas que Alfonso Mendiola dejara en el número 32, en el que con una claridad meridiana explicitó la propuesta de Luhmann sobre la comunicación en general, desde la que los géneros se presentan como “constructores de realidad”. Y si bien hoy –como indica en su actual texto Gumbrecht– “La insistencia en una constructibilidad del mundo disponible a nosotros se ha vuelto igualmente banal”, las consecuencias derivadas de tal constructivismo apenas se vislumbran.

  Posteriormente, en un agudo diagnóstico, el propio Gumbrecht, quien participara en aquel entonces con el artículo “El papel de la narración en los géneros discursivos”, nos permite contextualizar la actual reflexión sobre las formas discursivas en el marco de los estudios literarios sobre “géneros discursivos” -estudios que fueron el punto de partida para la propuesta formulada desde el expediente anterior-. Su aproximación a la historia de la Literatura en los últimos cincuenta años –haciendo énfasis en el caso norteamericano- permite observar el abandono de la “historización” de la misma –historicidad que sintomáticamente se hiciera a partir de los géneros- por parte los estudiosos de esa disciplina en las últimas décadas, sustituida por la deconstrucción “derridiana” en un primer momento, y por una postura a favor “de entablar una relación existencial, más que histórica, con los textos individuales en los últimos tiempos.


10 / Perla Chinchilla Pawling

Página 4 de 189
Comentarios