Reseñas

Página 186 de 189

Michel Foucault y la escritura: un peligro que seduce

Dicho texto es una entrevista que se le hizo a Foucault en el verano-otoño de 1968, poco después de los sucesos estudiantiles acaecidos en mayo de ese mismo año. En esta “audiografía” leemos/escuchamos la manera en que el entrevistador, Claude Bonnefoy, se interesa porque Michel Foucault explique la relaciónque éste sostiene con su manera de escribir. Lo que se entrama a continuación son una serie de respuestas, comentarios, reflexiones y recuerdos dialógicos que van dibujando aquel rostro humano en la arena, que el mismo Foucault hacía referencia al final de Las palabras y las cosas, editado apenas dos años antes de la entrevista. De hecho, esta “geografía de la voz” gira en torno al proceso escriturístico de otras obras del mismo autor, tales como Historia de la locura en la época clásica (1964) y El nacimiento de la clínica (1966). La boca tiene que explicar lo que la mano hace; en otras palabras, la voz da cuenta de la manera en cómo se está escribiendo. Todo esto para que el oído (en la entrevista) o el ojo (en el texto) se enteren de lo que sucede.

   Es de llamar la atención la manera en que se lleva a cabo esta entrevista, sobre todo en las respuestas que Foucault da. La tensión entre preguntar y contestar, en decir las cosas, recuerda mucho a lo que en su última etapa Michel Foucault estudia y plasma en su trilogía Historia de la sexualidad o en su texto de las Tecnologías del yo. Esta plática se convierte en una “confesión” permitida por el mismo Foucault, y quizá se haya percatado de ello, ya que, al responder sobre la definición que él mismo tiene del género de entrevista dice:

 

Empezaré diciendo que me pone nervioso […] he de confesarle que no sé qué es. Pienso que quienes se mueven más fácilmente que yo en el mundo de la palabra, para los cuales el universo de la palabra es un universo libre, sin barreras, sin instituciones previas, sin límites, se siente completamente a gusto en la entrevista y no se hacen demasiadas preguntas sobre el problema de saber qué es o de qué tienen que decir […] Pero yo, ¡en absoluto! Y me pregunto qué tipo de cosas voy a poder decir (pp. 28-29).

 

200 / Reseñas

Página 186 de 189
Comentarios