Expediente

Página 36 de 189

El "género" como concepto, y algunas transformaciones intelectuales dentro de los estudios literarios

Una vez identificados como instituciones, los géneros aparecieron sujetos a transformación histórica en una manera no teleológica, y por tanto, individual, cuyo status incluía la necesidad de estar basado en orígenes históricos específicos y la posibilidad de alcanzar un final histórico. Los conceptos de parecido familiar o serie histórica de Wittgenstein se volvieron estándares para describir este tipo de trayectoria temporal. Así, en su versión más meticulosa, los géneros textuales como instituciones pueden ser descritos1 como “series históricas de actos de escritura y lectura, habituados y mutuamente adaptados”.

 Desde principios de los setentas y en adelante, esta aproximación al “género” se estableció con tanta velocidad y firmeza dentro de los Estudios literarios, que se ha vuelto difícil para nosotros el imaginar (y aun, el recordar) la excitación intelectual que en su momento produjo. Creo que tuvo algo que ver con el status de aquellas discusiones como el parteaguas decisivo hacia una historización completa de los Estudios literarios, e incluso, de la Estética literaria. Hasta ese entonces, los géneros habían sido entendidos –principalmente bajo la influencia de la Lingü.stica estructural que había alcanzado su cenit en los sesenta– como “tipos de textos”. Esto es, como conceptos que proveían un nivel de abstracción más elevado en la contemplación de la literatura o, alternativamente y enraizado en tanto una visión más tradicional como ambiciosa, como originados en modos de expresión humana “naturales” y por tanto, metahistóricos y transculturales.

1 “Descritos” y no “definidos”, siguiendo la propuesta, propia de la filosofía analítica, que limita el uso del verbo “definir” a los fenómenos de duración metahistórica.

 

El “género” como concepto, y algunas transformaciones… / 43

Página 36 de 189
Comentarios