Ensayos

Página 181 de 189

¿Memorias reales o memorias cristianizadas? Tecnologías corporales de la contención en el libro VI de la Historia general de las cosas de Nueva España, siglo XVI

   Un mundo oscuro acecha a la niña. En esa sabiduría el placer de vivir no existe. La “moral prehispánica” reelaborada recomienda a las jovencitas: cuando eres doncellita eres como un chalchihuite, no te deshonres a ti misma. La carne es el gran peligro. El mundo del gozo y la fornicación no debe entrar en las mentes de los jóvenes:

 

3.- Nota bien lo que te digo hija mía, que este mundo es malo y penoso, donde no hay placeres, sino descontentos. Hay un refrán que dice que no hay placer sin que no esté junto con mucha tristeza, que no hay descanso que no esté junto con mucha aflicción, acá en este mundo; éste es dicho de los antiguos, que nos dejaron para que nadie se aflija con demasiados lloros y con demasiada tristeza.46

 

   La transformación de los valores antiguos ocurre en la antigua simbólica del miedo al mundo: “Acá en este mundo vamos por un camino muy angosto y muy alto y muy peligroso, que es como una loma muy alta, y que por lo alto de ella va un camino muy angosto, y a la una mano está gran profundidad y hondura sin suelo, y si te desviares del camino hacia la una mano o hacia la otra, caerás en aquel profundo”.47

   ¿Esos relatos representan el vibrante mundo mexica? ¿Acaso era un politeísmo excluyente? ¿O es el monoteísmo de siempre cincelando sus verdades en el otro? Es un discurso conservador, sin duda, ¿pero de qué valores? ¿Los prehispánicos o los formados en el convento? Con la escritura se aspira a recobrar las viejas costumbres. En el ejercicio retórico, basado en la moral de losantepasados prehispánicos, ¿se encuentra una verdad indígena mesoamericana? El hecho de que se escriban en náhuatl no excluye que se inscriban en el menosprecio del mundo cristiano. ¿De quién era el miedo al mundo? ¿De los mexicas o de los frailes? Era una verdad universal: el mundo es un tránsito, en donde se viene a sufrir, en medio de un valle de lágrimas, incluso el Anáhuac…

46 Ibidem, pp. 345-346. Las cursivas son mías.

47 Ibidem, p. 350.

 

192 / Miguel Ángel Segundo Guzmán

Página 181 de 189
Comentarios