Reseñas

Página 188 de 189

Michel Foucault y la escritura: un peligro que seduce

   Después de ello, fuera a donde fuera (Japón, Estados Unidos, Europa), Foucault ya no se iba a desprender de ese lazo que había creado consigo mismo. De esa manera descubre el placer de escribir: “Allí donde ya no es posible hablar, se descubre el encanto secreto, difícil, un poco peligroso de escribir” (p. 36). Dicho secreto ha sido una fórmula con la que, a través de sus obras, expresa los tránsitos por los cuales ha tenido que pasar para así poder consolidarse como uno de los más grandes pensadores del siglo XX.

   Esos laberintos ya habían alcanzado su entramado total con la aparición de Las palabras y las cosas. De ahí la insistencia de Claude Bonnefoy al querer “descubrir el envés y algo así como su trama secreta” (p. 27). Para Foucault, dicha trama o secreto no existen como tal, en vez de eso, responde que para él “escribir es una actividad extremadamente suave, como de fieltro” (p. 41). Pero esa suavidad, para sorpresa del propio Foucault, si bien no devela un secreto, deja expuesta una cualidad de su propia escritura: al plasmarse en una hoja en blanco se convierte, para quien lee las obras del intelectual, en un fino filo de bisturí. Así lo afirma el propio Foucault: “Supongo que hay en mi pluma una vieja herencia del bisturí” (p. 42).

 

***

 

La escritura de Foucault se ve constituida, entonces, por tres principales ramas: una identidad, un apego a sí mismo y una herenciafamiliar. Llama la atención que, a lo largo de la audiografía, Foucault se abra y relate esa herencia médica de la cual desciende. Las alegorías se vuelven más precisas, profundas e interesantes: la hoja de papel se transforma en un cuerpo, la pluma en un bisturí, el doctor en un intelectual; ya sea que se trate de una vivisección, autopsia, biopsia u otro procedimiento que pretenda develar los secretos más recónditosdel ser humano, todas y cada una de éstas pueden ser ejecutadas de la misma manera en la hoja de papel. Dentro de los documentos, textos e interpretaciones existen síntomas, enfermedades, desviaciones, malestares; y es por medio de la escritura, de empuñar la mano en la pluma y escribir “graffitis sobre el papel” (p. 42) como el diagnóstico y la cura salen a flote.

 

202 / Reseñas

Página 188 de 189
Comentarios