Equidad de género: una deuda histórica • examen

Página de 50

Visibilizando nexos entre la migración y la economía social y solidaria con perspectiva de género

09_visibilizando_nexos_entre_migracion_y_economia_social.jpg

Una serie de causas estructurales determinan hoy la vida de millones de personas, que se encuentran vinculadas a pautas económicas, políticas y sociales muchas veces lejanas a sus intereses y decisiones.


Las mujeres constituyen un grupo particularmente afectado por ello, de ahí que
nos interese resaltar la condición de las mujeres en general y de las migrantes en particular, como actoras tanto en este sistema global como de la economía social y solidaria.1


   El último informe de Oxfam a nivel mundial evidencia la desigualdad y exagerada concentración de la riqueza: en el 2014, el 48% de la riqueza del mundo estaba en manos del 1% de la población con una tendencia a mayor concentración del poder en un reducido grupo de personas, mientras que la población pobre aumentará2. En México, y según el informe de Oxfam a nivel nacional, el 10% más rico concentra 64.4% de la riqueza; y si a nivel mundial la cantidad de millonarios disminuyó un 0.3% entre 2007 y 2012, en nuestro país creció en 32%. Sin embargo, más de veintitrés millones de personas no cuentan con los medios para adquirir una canasta alimentaria básica y el salario mínimo está por debajo de los umbrales aceptados de pobreza3. En suma, es de resaltar que México ocupa el lugar 80 de 142 países en cuanto a la desigualdad de género4, lo cual se refleja también en la pobreza: el 52% de los 23.5

 

10_economia_social.jpgmillones de personas con un ingreso inferior a la línea de
bienestar mínimo está constituido por mujeres.


   Además de estos datos, y de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el déficit de empleo en el mundo se ha agravado desde la crisis financiera de 2008: hay 199.4 millones de personas desempleadas5. Esto se traduce en economías poco sólidas en muchos países que no dan oportunidades de trabajo digno a sus habitantes. Dicho informe reconoce que la aplicación de políticas contra la discriminación mejoraría la justicia social y disminuiría la desigualdad.


    El tener un trabajo digno, que incluye entre otras dimensiones el percibir un salario digno, puede empoderar a las

 
Página de 50
Comentarios