La corrupción como problema social • examen

Página 20 de 50

44.png

Ivan.png45.png

 

 

 

 

 

 

 

México es un país de leyes, suelen decir los funcionarios, legisladores, jueces y políticos cada que la ocasión lo amerita. Pero ese andamiaje jurídico no siempre se hace realidad y lo cubre una nube de impunidad y corrupción. Abundan los ejemplos de cómo en un país de leyes y donde nadie, nos aseguran desde el poder público, está por encima de ellas, sucede todo lo contrario. En cuanto a la corrupción, la que menos se cita tiene relación con el medio ambiente y los recursos naturales. Los medios informan poco al respecto porque lo que atrae más lectores son los fraudes de grandes dimensiones cometidos al amparo del poder: el enriquecimiento muy explicable de un empresario favorecido con contratos millonarios por sus amigos en el gobierno. O un funcionario, un político o un juez que en pocos años acumula una fortuna digna de toda sospecha. Me limito aquí a citar casos destacados de corrupción relacionados con la naturaleza.

   1. La empresa Agricultura Nacional de Veracruz, Anaversa, funcionó durante treinta años en una zona densamente poblada de la ciudad de Córdoba. En el local se almacenaban y elaboraban diversos agroquímicos. Por años, las maestras de una escuela cercana denunciaron ante las autoridades que los niños se “mareaban” cuando del local salían olores “penetrantes”. Nadie les hizo caso. El 3 de mayo de 1991, el local se incendió. Ardieron los agroquímicos allí almacenados y una nube tóxica cubrió la zona. Los bomberos apagaron las llamas como mejor pudieron. Pero los residuos del incendio eran altamente peligrosos y fueron a parar a las corrientes de agua. Los pobladores afectados nunca fueron advertidos del peligro que representaba la combinación de fórmulas químicas de alta toxicidad. Algunas, como las dioxinas, causan cáncer y mutaciones en el largo plazo

 
Página 20 de 50
Comentarios