Vol. Actual Todos Volúmenes
Contenido
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
La guerra contra la sociedad se realiza con el cuerpo de las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
La tortura sexual a mujeres y la sentencia de la Corte IDH en el caso Atenco
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencias invisibles
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
¿Que es el feminicidio?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Documento |
*
Postura de la Ibero
Ibero Líder | Educación que transforma | Entrevista |
*
Mariana Ruenes
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencia política contra las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Maternidad
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Reporteje |
*
Refugio para mujeres
Gente que cambia al mundo | Violencia contra las mujeres | Opinión |
*
¿Qué tan grave es el problema en México?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
Gabriela Jauregui
La llama inextinguible | Poesia |
*
Romance
Actualidad Ibero | Breves de La Universidad Iberoamericana |
*
La Ibero: Excelencia académica, innovación y espíritu humanista

Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |

Página 18 de 67

Violencias invisibles

Ibero6316.1.JPG

Ibero6316.2.JPG

Ibero6316.3.JPG

 Vero no aguantó más. Había pasado un mes desde que en su empresa se había difundido un video suyo con contenido sexual; un mes de burlas, murmullos y comentarios que le habían ido minando los ánimos hasta dejarla consumida. Tenía 32 años y dos hijos (de nueves meses y cuatro años). Cuando acudió al área de recursos humanos de su empresa, no se hizo nada porque se trataba “de un asunto personal, y no de ámbito laboral”1. Vero no aguantó más y se quitó la vida. Y, cuando lo hizo, sus propios compañeros de trabajo desplegaron una mezcla de indignación y conmoción, porque este tipo de cosas no debieran ocurrir. Pero resulta que la gran mayoría había visto el video, probablemente una buena parte había ayudado a difundirlo, pero ahora venía el momento de desgarrarse las vestiduras y tratar de señalar culpables.

 El suicidio de Vero puede considerarse un desenlace excepcional, resultado de las violencias que se viven en los lugares de trabajo, en las escuelas o, incluso en los mismos entornos familiares. Pero es justamente su carácter extremo la razón por la que quise comenzar esta reflexión sobre diferentes formas de violencias que las mujeres siguen sufriendo. El desenlace puede resultar fuera de lo normal, pero lo que lo genera es el conjunto de prácticas que están presentes en nuestra sociedad: bromas (¿no se empezó a difundir el video de Vero como una broma?), chistes que denigran a las mujeres, expresiones que estereotipan, o decisiones que siguen excluyéndolas de ciertos espacios. Prácticas cotidianas que nos resultan naturales. Sin embargo, están cargadas de violencias, esas violencias invisibles que pasan inadvertidas a buena parte de la sociedad.

 Los riesgos de la invisibilidad

 Una buena parte de las acciones emprendidas para reducir los niveles de violencia en contra de las mujeres se han concentrado en aquellas manifestaciones más explícitas, que tienen que ver fundamentalmente con la violencia física  y la sexual.

                                                         

Página 18 de 67
Comentarios