Vol. Actual Todos Volúmenes
Contenido
Líder Ibero • Excelencia académica y compromiso social
*
El compromiso profesional y social de los cónsules mexicanos en Estados Unidos
Egresados • La Huella Jesuítica • Entrevista
*
María Elizabeth de los Ríos Uriarte
La llama inextinguible • poesía
*
Juan Felipe Herrera
La voz del libro • el eco de la lectura
*
Qué leer y por qué
Música para camaleones
*
Qué escuchar y por qué

México ante la era de Trump: Desafíos y oportunidades • Examen

Página 33 de 58

La Iglesia como fuerza política y espacio social de apoyo a los mexicanos en Estados Unidos

44_trump_mexico_ibero50.png

en particular: los inmigrantes hispanos y sus hijos son sin duda alguna la nueva sangre, la nueva vida, para el catolicismo estadounidense5.

La renovación de la Iglesia propiciada por los hispanos

   Una de las consecuencias de la presencia vital de los hispanos en la Iglesia de Estados Unidos es el creciente aunque a veces lento reconocimiento de la importancia de la participación de los hispanos en las parroquias, movimientos, escuelas, instituciones, y ministerios eclesiales católicos. Los obispos han insistido que las comunidades inmigrantes sean integradas y no simplemente asimiladas a la cultura estadounidense o a la vida eclesial. Esto quiere decir que la lengua española y las múltiples costumbres de la religiosidad popular católica latinoamericana y otros elementos culturales se han respetado más o menos. Por ejemplo, se celebran la misa y otros sacramentos en español en más de 4,000 parroquias estadounidenses, es decir, en aproximadamente 30% de todas las parroquias6. Desde los años setenta se han nombrado más de 52 obispos hispanos. La arquidiócesis más grande de la nación, Los Ángeles, tiene un arzobispo nacido en México, Monseñor José Horacio Gómez.

  Timothy Matovina, en su estudio detallado de la presencia hispana en la Iglesia estadounidense, señala que los hispanos desempeñan una enorme función revitalizadora que se manifiesta en 1) un culto y oración más participados; 2) un giro renovado

 

hacia la Doctrina Social Católica que identifica a la Iglesia con los grupos marginados como los pobres, los inmigrantes y excluidos; y 3) una profundización en la integración de la fe con la vida por medio del sentido celebratorio y culturalmente integrador de la religiosidad hispana, especialmente el marianismo en su forma guadalupana7.

Por ejemplo, la celebración de la fiesta de la Virgen de Guadalupe se ha vuelto en la fiesta mariana más popular en toda la nación. En el contexto puramente secular algo parecido sucede con el Cinco de Mayo que ha llegado a ser una celebración nacional de facto. Además, la sorprendente elección de un hispano argentino, Jorge Mario Bergoglio, como Papa y la inspiración latinoamericana de muchas de las reformas que él promueve han aumentado por mucho el peso de la presencia hispana entre varios sectores de la Iglesia y la sociedad estadounidenses

45_trump_mexico_ibero50.png

 
Página 33 de 58
Comentarios