Vol. Actual Todos Volúmenes
Contenido
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
La guerra contra la sociedad se realiza con el cuerpo de las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
La tortura sexual a mujeres y la sentencia de la Corte IDH en el caso Atenco
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencias invisibles
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
¿Que es el feminicidio?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Documento |
*
Postura de la Ibero
Ibero Líder | Educación que transforma | Entrevista |
*
Mariana Ruenes
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencia política contra las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Maternidad
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Reporteje |
*
Refugio para mujeres
Gente que cambia al mundo | Violencia contra las mujeres | Opinión |
*
¿Qué tan grave es el problema en México?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
Gabriela Jauregui
La llama inextinguible | Poesia |
*
Romance
Actualidad Ibero | Breves de La Universidad Iberoamericana |
*
La Ibero: Excelencia académica, innovación y espíritu humanista

Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |

Página 19 de 67

Violencias invisibles

           Ibero6317.1.JPG

 Sin embargo, hay otros tipos de violencia que pueden pasar inadvertidos, pero que generan un grave impacto en la víctima. Son formas más sutiles, muchas de ellas ligadas a la violencia psicológica, que incluso a veces se mueven en un terreno pantanoso entre lo legal y lo no legal.

 Algunas formas de violencia psicológica están plenamente reconocidas y son contempladas en las normatividades que atienden la violencia de género (tal podría ser el caso, por ejemplo, de lo que se conoce como gaslighting, que busca mellar la autoestima de la mujer a través de un cuestionamiento de lo que dice y hace, de confundirla y menospreciarla). Otras son más difíciles de identificar, porque se basan en conductas aparentemente “normales” pero que ocultan mecanismos de dominación que permiten mantener a las mujeres en una condición de subordinación: son los chistes, las burlas, el dirigirse a las mujeres de manera condescendiente o el no reconocerle una idea y alabarla cuando es un hombre el que la dice, el lenguaje que excluye o las imágenes que estereotipan.

 Muchas de estas actitudes no son ilegales, sin duda, y pueden parecer inofensivas, pero eso no significa que no tengan una carga de violencia y que no generen discriminación. De hecho, al no tratarse
de una violencia tan palmaria (como pudiera ser una violación, una paliza o un asesinato), hace que no se le preste la debida atención para ponerle un alto. Por tanto, el riesgo está en su propia invisibilidad, porque al pasar desapercibida y considerarse inocua, se reproduce en las prácticas cotidianas, perpetuando la discriminación.

Micromachismos que generan violencia

 ¿Cuál es el origen de estas formas de discriminación? En los años noventa, el psicólogo argentino Luis Bonino acuñó el término micromachismos, para referirse a una serie de “actitudes de dominación suave o de bajísima intensidad, formas y modos larvados y negados de abuso e imposición en la vida cotidiana.

Ibero6317.2.JPG

Página 19 de 67
Comentarios