Vol. Actual Todos Volúmenes
Contenido
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
La guerra contra la sociedad se realiza con el cuerpo de las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
La tortura sexual a mujeres y la sentencia de la Corte IDH en el caso Atenco
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencias invisibles
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
¿Que es el feminicidio?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Documento |
*
Postura de la Ibero
Ibero Líder | Educación que transforma | Entrevista |
*
Mariana Ruenes
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencia política contra las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Maternidad
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Reporteje |
*
Refugio para mujeres
Gente que cambia al mundo | Violencia contra las mujeres | Opinión |
*
¿Qué tan grave es el problema en México?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
Gabriela Jauregui
La llama inextinguible | Poesia |
*
Romance
Actualidad Ibero | Breves de La Universidad Iberoamericana |
*
La Ibero: Excelencia académica, innovación y espíritu humanista

Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |

Página 23 de 67

¿Que es el feminicidio?

                    Ibero6321.1.JPG

 Se trata de asesinatos violentos de mujeres cometidos por la discriminación y el odio hacia este género, donde los agresores realizan actos de diversa índole que concluyen con la vida de la mujer, en un contexto de permisividad del Estado quien, por acción y omisión, no cumple con su responsabilidad de garantizar la vida, la integridad y la seguridad de las mujeres. Las formas en que las mujeres son asesinadas se traducen en las llamadas razones de género.

 Las víctimas del feminicidio son mujeres, quienes son violentadas en su integridad y vida, por una cultura machista que además de discriminarlas, las culpabiliza y criminaliza de la violencia de la que son objeto. La mayoría son asesinadas de manera brutal, mediante diversos métodos que incluyen golpes, estrangulamientos, asfixia, quemaduras, envenenamientos y heridas mutilantes.

 Los casos de feminicidio evidencian una realidad de dolor y abuso, que no termina con el asesinato de las víctimas. Por el contrario, continúa en una ruta de impunidad que deben seguir víctimas y familiares que luchan por la justicia y quienes dejan sus trabajos y sus vidas por una justicia que no llega, que se manifiesta en la resistencia de las autoridades para reconocer, investigar y sancionar los asesinatos de mujeres como feminicidios.

 Esta ruta de impunidad se identifica en diversos momentos. En primer lugar, en la omisión de líneas de investigación relacionadas con las razones de género, por ejemplo, en los casos en que la participación de parejas sentimentales de las víctimas debería ser la principal hipótesis o cuandose justifica el asesinato como una ejecución, por vincular, a priori, a las víctimas a estructuras criminales, sin considerar que podrían ser víctimas de trata de personas o haber sido forzadas a involucrarse con grupos delictivos. En segundo lugar, en investigaciones deficientes que se traducen en el mal manejo de las escenas del crimen o del hallazgo de cuerpos, así como la pérdida de evidencia o indicios fundamentales para la investigación. Por ejemplo, la falta de búsqueda y embalaje adecuado de indicios, así como la violación a la cadena de custodia.

 A lo anterior se suman omisiones y negligencias graves en la realización de pruebas periciales fundamentales para la investigación, como necropsias, peritajes criminalísticos o en materia social. Dichas periciales no se realizan a partir de metodologías con perspectiva de género, lo que en muchos casos tiene como consecuencia inconsistencias en su realización, lo que afecta su calidad probatoria. Las prácticas deficientes en la realización de peritajes y en las investigaciones, impiden que se consideren diferentes patrones como el tráfico de personas y la explotación sexual, como parte de la dinámica delictiva identificada en determinados territorios.

 En tercer lugar, existe un patrón de discriminación y violencia institucional identificado en el actuar de las autoridades, quienes tienden a culpabilizar a las mujeres o a justificar a los agresores, mediante difusión de información privada de las víctimas o el uso de opiniones con fuertes cargas de estereotipos de género.

Página 23 de 67
Comentarios