Vol. Actual Todos Volúmenes
Contenido
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
La guerra contra la sociedad se realiza con el cuerpo de las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
La tortura sexual a mujeres y la sentencia de la Corte IDH en el caso Atenco
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencias invisibles
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
¿Que es el feminicidio?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Documento |
*
Postura de la Ibero
Ibero Líder | Educación que transforma | Entrevista |
*
Mariana Ruenes
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Violencia política contra las mujeres
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Exámen |
*
Maternidad
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Reporteje |
*
Refugio para mujeres
Gente que cambia al mundo | Violencia contra las mujeres | Opinión |
*
¿Qué tan grave es el problema en México?
Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |
*
Gabriela Jauregui
La llama inextinguible | Poesia |
*
Romance
Actualidad Ibero | Breves de La Universidad Iberoamericana |
*
La Ibero: Excelencia académica, innovación y espíritu humanista

Violencia contra las mujeres y feminicidio | Entrevista |

Página 54 de 67

Gabriela Jauregui

         Ibero6353.1.JPG

         Ibero6353.2.JPG

 Esto es lo que evoca el título de un libro en el que, además, hay varias generaciones. La autora mayor tiene ya casi 90 años, y la menor acaba de cumplir 19, y cuando escribió su texto tenía 18. Entonces, en este libro están todas las olas del feminismo hasta que se hacen tsunami.


¿Cómo pensaste el libro?

 Sentí que había un eslabón de pensamiento o de sentipensamiento, que había que tramar entre el feminismo más académico, que lleva muchos años publicando textos importantísimos, y la lucha en las calles (“Ni una menos, ni una más”, “Vivas nos queremos”), las compañeras de base organizándose, saliendo, poniendo el cuerpo, y, entre esos dos, y las conversaciones en el ciberespacio. Un eslabón que diera tiempo y espacio a la reflexión, porque el discurso de las redes sociales rápidamente se vuelve extremo, se presta al pensamiento veloz, y, aunque en algunos casos llegue a ser pensamiento cuidadoso, muy rápidamente se pierde en un timeline que desaparece, o sea, es un pensamiento fugaz, o peor cuando no es cuidadoso, inmediatamente invita a respuestas como “que la violen”, “te voy a degollar”, cosas así... Pero faltaba algo en medio de todo eso que abriera un espacio para conversar, para tender puentes.

Y súmale a esto el anonimato en las redes sociales…

 Sí, como si no hubiese cuerpos detrás, como si lo que se dice ahí (“te voy a violar, perra”) no tuviera impacto en un cuerpo real. 

Página 54 de 67
Comentarios