Equidad de género: una deuda histórica • examen

Página 2 de 50

La Ibero y los asuntos de género

05_la_ibero_y_sus_asuntos_de_genero.jpg

revolucionar el pensamiento social en diversas partes del
mundo, por lo que las mujeres de diversas regiones los conocen y comenzaron a cuestionarlos y a identificarse o no con ellos, a pedir que fuesen más incluyentes, dando con esto un nuevo aire al movimiento feminista internacional.

   De igual manera, en esa etapa, se comienza a cuestionar el concepto de sexo/género organizado sobre él, pues se considera que el género puede ser uno de los mecanismos por los que se sigue regulando el comportamiento de hombres y mujeres, al utilizar este concepto en la distinción de los sexos. En este sentido, Gayle Rubin4, señala al género como exclusión y opresión de las y los homosexuales, producto del mismo sistema que oprime a las mujeres pues no sólo es una identificación con un sexo, sino que también implica dirigir el deseo sexual hacia el otro sexo. Así, pues, las reflexiones feministas y de género también han hecho aportaciones para reivindicar los derechos de los grupos LGBTTTI.

    Por otra parte, el feminismo contemporáneo propone estudiar también la diferencia entre las mujeres. Hoy hablamos de igualdad pero también de identidad y diversidad, conceptos que van muy ligados, en tanto que la falta de respeto y consideración a las identidades diversas crean desigualdad y discriminación. Actualmente el feminismo dialógico propone la necesidad del diálogo intercultural, la escucha activa e interesada y la comunicación, partiendo de la necesidad de tender puentes hacia la comprensión entre las personas. Las intersecciones de cultura, sexualidad, etnicidad, religión, salud, etcétera, complican el panorama de

 

las relaciones de poder y dominación. Estos son los aspectos que han abierto una nueva etapa en el feminismo.

 
    Así, pues, con base tanto en el documento de la Compañía de Jesús antes citado, como en el feminismo dialógico, al PAG de la Ibero le interesa promover una perspectiva jesuita y de género que utiliza las diversas intersecciones en el análisis y que incluye a los hombres en el diálogo y en el trabajo por la igualdad y la equidad de género. Somos un programa al que le interesan las luchas por la defensa de los derechos y oportunidades para las mujeres y grupos de población LGBTTTI, la feminización de la pobreza, la violencia de género, la homofobia, los feminicidios, la discriminación y opresión, la falta de corresponsabilidad en las familias, así como el respeto, reconocimiento y valoración de la diversidad social, cultural y sexual que integra nuestra comunidad y nuestro país, entre otros. Esta mirada e intereses, serán los que buscaremos incluir en nuestros proyectos de incidencia social y en el que hacer universitario.

1 Esta opinión sobre el feminismo la he escuchado de algunas personas en
la universidad, por ello la menciono en este párrafo.

2 Los jesuitas y la situación de la mujer en la iglesia y en la sociedad.
Decreto 14 de la Congregación General 34. Recuperado de http://
pedagogiaignaciana.com/GetFile.ashx?IdDocumento=520

3 Rodríguez, R.M. (2002). Introducción. Debates, (76), pp. 1-3.

4 Rubin, G. (1986). “Tráfico de Mujeres: Notas sobre la ‘Economía política’
del sexo”. Revista Nueva Antropología, VIII (030), pp. 95-145.

Página 2 de 50
Comentarios