La llama inextinguible • diálogo poético

Página 48 de 50

Dolores Castro: Pensar un poema

87_dolores_castro.jpg

El poeta salvaguarda la memoria histórica y debe, en primer lugar, estar siempre alerta para saber qué ocurrió; segundo, entender que este hecho es inolvidable por lo tremendo, por lo irracional, por lo incongruente, como para mí lo fue el 68…, son episodios contra los más pobres y vulnerables, contra los más capaces y lo mejor de México. No hay justificación que valide que se los acaben en un momento y de manera tan feroz y estúpida. 

    Todavía me pregunto: ¿cuál es el pivote oculto en esa historia que se repite? En el 68 decían que la CIA estaba muy presente; cierto es que hubo una revuelta verdadera de la gente que no aguantaba más, pero no hay causa que justifique la brutalidad de un hecho bestial.

   Creo que un poeta siempre se expresa bajo la premisa de que el otro es una persona humana. Es imposible continuar sosteniendo la posición de que somos una cosa o algo prescindible. La gente no se puede remplazar, de ahí la necesidad de los derechos que se llaman humanos, que nos recuerdan que en la escala de los seres vivos su racionalidad lo enaltece. Sorprende haber llegado al punto de tener que reconocer derechos para sabernos humanos. Lo cierto es que sin educación y sin cultura terminaremos siendo máquinas devoradoras.

 

Escribir, ahora poco; el premio que me dieron, gracias a que me promovieron en Aguascalientes y que yo acepté, ha provocado otro ritmo en mi vida; luego se vino lo de Ayotzinapa, y no pude renunciar a él por muchas causas; entre otras, porque Aguascalientes me ha
acogido de manera predilecta, y además estoy un poco atarantada.También tengo 92 años. Cada vez me voy llenando más de silencio, de ese silencio del alba que todo limpia y todo lo resguarda. 

   Quiero escribir de manera que sea esencial, algo que al menos sea una verdad mía, una palabra viva, esa que suena porque quien la expresa está emocionado. Esto lo he descubierto porque reparé en que la poesía lírica, empieza siendo cantada, y se canta cuando se tiene emoción. Hay una verdad en ella y en su más pura razón brota de su caudal, por eso es insustituible. Generalmente los verbos y los sujetos tienen más viveza, pero los adjetivos, que vienen sólo a complementar, si abundan la ocultan, y mucho antes de que a uno se le ocurra adornar, debe evitarse la tentación.

   Escribir palabras vivas porque al expresarlas cimbran, agua que sale de adentro y que lleva a mirar la claridad que amarra la intensidad; palabras vivas que permiten a una persona de 92 años estar en la vida y seguir viviendo interesándose por todo lo que ocurre en su derredor, porque uno, como los profetas, tiene que decir verdades y señalar sobre todo lo que es terrible.

   Estoy muy triste por México. Me duele el país; son muchas mentiras, y a la gente le cuesta seguir viviendo, pero conozco personas extraordinarias que salen adelante con nada, que sacan a sus hijos y hacen una casa como sea. Yo le pido a Dios que me conserve la claridad con la que veo, me tiemblan las manos y ya no me caminan bien las piernas porque he caminado mucho, pero sigo pensando.
Pienso en un poema…

 
Página 48 de 50
Comentarios