latinex

Página 43 de 61

66_ibero59__literatura.JPG

67_ibero59__literatura.JPG

   MICHELLE GAMA LEYVA   
Doctora en Teoría de la Literatura y Maestra en Literatura Comparada por la Universidad Autónoma de Barcelona. Egresada de la Licenciatura en Literatura Latinoamericana por la Universidad Iberoamericana, donde actualmente es académica de tiempo completo del Departamento de Letras. Sus líneas de investigación son los estudios de género y feminismos, la teoría de la literatura, la narrativa contemporánea y los estudios del cuerpo y la identidad. Asimismo, pertenece al Grupo de Investigación Cuerpo y Textualidad (Cos i Textualitat) de la Universidad Autónoma de Barcelona.

 

La única forma que tenemos para entendernos es a través del lenguaje. Somos las historias que nos contamos sobre quiénes somos, y la forma en la que nos dotamos de contenido es a través de los relatos que consumimos, de las narrativas, de los textos que tenemos disponibles a nuestro alrededor.

   Un texto no es solamente un escrito, un texto es una imagen, es una forma de acomodar objetos en un espacio; nuestro cuerpo, incluso, es un texto. Un texto es todo aquello que está sujeto a la interpretación, de ahí que las herramientas que los estudios literarios proveen se sitúen en un lugar de privilegio para aproximarse a representaciones culturales que narran y que nos narran y de ahí, también, que el cómic y la novela gráfica sean un corpus que está cada vez más legitimado como objeto de estudio en el ámbito académico de las letras.

  La literatura comparada y los estudios culturales se han convertido en líneas disciplinares que abordan producciones textuales desde planteamientos críticos que construyen una mirada de resistencia, misma que busca ser desobediente con la tradición y con el canon establecidos. Esta aproximación implica una serie de cambios de paradigmas que abren nuevas puertas sobre cómo se puede leer el poder y, por lo tanto, sobre cómo se puede producir disidencia.

 

  La aparición de los estudios culturales en los departamentos de Literatura marcaría el enriquecimiento de estas perspectivas teóricas, ahora abiertamente políticas, y legitimaría el análisis de representaciones culturales como el cine, la televisión y, por supuesto, la narrativa gráfica, como obras igual de pertinentes y dignas de interés como los grandes clásicos canónicos. En palabras de Isabel Clúa, “la evolución de los estudios literarios en los últimos cien años puede plantearse de muy distintos modos, pero no cabe duda de que su rasgo principal es la superación progresiva de las tendencias basadas en el inmanentismo de lo literario […]. Por ello, una de las principales aportaciones de los estudios culturales es incorporar al estudio académico y definir críticamente lo que se denomina baja cultura o cultura popular” (Clúa, 13).

   En este sentido, es especialmente interesante cruzar estos planteamientos teóricos con la tradición que

68_ibero59__literatura.JPG

 
Página 43 de 61
Comentarios