latinex

Página 42 de 61

60_ibero59__literatura.JPG

61_ibero59__literatura.JPG

   LUIS GUILLERMO HERNÁNDEZ   
Comunicador por la Universidad Autónoma Metropolitana, con Maestría en Comunicación por la UNAM y una especialidad en Periodismo Literario por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente es periodista independiente y realiza el Doctorado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, donde también es académico. Su trabajo periodístico ha sido difundido en El Universal, Reforma, Emeequis, SoHo, Expansión, Televisa, W Radio, entre muchos otros medios. Textos suyos están incluidos en la antología Generación ¡Bang! (Planeta, 2012) y en los libros colectivos 72 migrantes (Almadía, 2011) y Entre las cenizas (Sur+, 2012). Obtuvo el Premio Nacional de Periodismo 2006 y el Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez en 2011.

 

La vida está en riesgo y es el miedo colectivo, ese abismo abierto a cada paso, el aparente impulso que planea por sobre la narrativa mexicana puesta a indagar, explorar e interpretar la violencia descomunal del México de este siglo, la violencia verbal o física, personal o masiva, pública o íntima, violencia permanente o sorpresiva, violencia total, sin tregua, sin remisión ni anuncio, que encabeza los intereses, las miradas, las preguntas, y se ha convertido en nuestra expresión más cotidiana.

   Igual que ocurrió en la Colombia de finales del siglo XX, cuando el canon literario abandonó por fin los resabios persistentes del realismo mágico de las décadas precedentes, para adoptar el realismo trágico impuesto por la violencia gubernamental explícita, la lucha de las FARC, el imperio del narcotráfico y los secuestros guerrilleros, en el México de las dos primeras décadas del siglo XXI los temas del narcotráfico, las masacres, los feminicidios y la delincuencia organizada ocupan cada vez con mayor persistencia las estanterías editoriales, las portadas de los diarios, el nudo de las conversaciones.

   Cosa de mirar los anaqueles: de los huesos en el
desierto, a los trabajos en el reino de los narcos, de las
vidas trepidantes de emperatrices del sur cannábico o el norte cocaíno, a las ficciones multiplicadas de la era del Chapo, de las balas de plata a las fosas de infierno. Los temas que atraviesan de forma casi monopólica la ficción y el realismo, el periodismo y la literatura, son sobre todo uno: la violencia que somos, la que engendramos y la que nos ha parido en esta era

.

 

 

62_ibero59__literatura.JPG

 

 

 
Página 42 de 61
Comentarios